Que no te vuelvan a asustar con una tarjeta de crédito

Las finanzas comienzan antes de un crédito y para que vayas ahuyentando a los fantasmas de las deudas, te enseñamos cómo dar el primer gran paso en tu vida financiera.

Sabemos que has escuchado mucho sobre las tarjetas de crédito: que si es un montón de deudas, que nunca vas a terminar de pagarle al banco, que casi casi te obligan a usarla porque si no te cobran más…puros cuentos que no hacen otra cosa que asustarnos (casi) de por vida.

1.1 Porqué te conviene más una tarjeta

Lo peor es que muchas personas se dejan llevar por esos comentarios y se conforman con cargar efectivo, pensando que así se evitan todos esos problemas. El problema es que esos miedos están infundados, pues cuando entiendes cómo funciona una tarjeta y la usas de forma correcta, el beneficio se ve reflejado en tus finanzas.

Lo primero que debes saber es que no se trata de dinero extra; tener una tarjeta es tener un nuevo medio de pago, por lo cual utilizarla cuando no tienes dinero o cuando sientes que no te va a alcanzar la quincena, no es buena idea. Entonces, ¿por qué te conviene tener una? La respuesta es fácil: porque te da beneficios.

Además de no cargar efectivo todo el tiempo, con el riesgo de perderlo, cuando pagas con tarjeta puedes llevarte cosas a meses sin intereses, obtener descuentos exclusivos en diferentes tiendas y restaurantes por el simple hecho de pagar con tarjeta.

1.2 Cuánto cuesta tener una tarjeta

Una de las cosas más importantes que pensamos al hablar sobre tarjetas de crédito son los costos. A continuación te contamos cuáles son:

  • Anualidad. O lo que es lo mismo, el famoso “manejo del plástico” . Es el cobro que hace el banco por darte una tarjeta.
  • Tasa de interés. Es la cantidad que te va a cobrar el banco cada mes por prestarte dinero y es lo primero en lo que tienes que fijarte cuando solicitas una tarjeta.
  • CAT. Su nombre completo es Costo Anual Total y es el costo anual del crédito. Incluye cada uno de los puntos de arriba y otros, como costo de seguros o programas adicionales.Pero tranquilo, que aunque esos costos son obligatorios, existe una forma de reducirlos.Por ejemplo, cuando pagas completa tu cuenta del mes, además de no arrastrar deudas de meses anteriores, evitas que se generen intereses. Para lograrlo debes hacerlo antes de tu fecha de corte; ya te hablaremos de ella en las siguientes lecciones.También puedes zafarte de la anualidad, pues algunas tarjetas no te cobran cuando las usas al menos una vez al mes y otras que ofrecen el primer año gratis cuando solicitas online.

    1.3 Cómo ahorrar dinero con tu tarjeta

    Ya te contamos cómo reducir el costo de tu tarjeta de crédito, pero ahora se viene lo más interesante: cómo ahorrar con tu tarjeta.

    Una de las formas más populares es aprovechando los descuentos que ofrecen los establecimientos; no sólo restaurantes y tiendas te dan descuentos, también tiendas especializadas en tecnología, servicios médicos e incluso las aerolíneas tienen precios más bajos cuando pagas con la tarjeta indicada.

    Comprar a meses sin intereses es otra forma de ahorrar, porque además de dividir el costo del producto que compras entre los 6 o 12 meses de la promoción, no pagas intereses durante todo ese tiempo.

    No desesperes, que en Rocket.la te enseñamos cómo utilizar tu tarjeta de crédito de la mejor manera.