Cómo ahorrar cuando eres estudiante

Ahorrar es un hábito que pocos desarrollan, normalmente cuando eres estudiante la necesidad de contar con tu propio dinero te orilla a buscar la forma de hacer que éste te rinda; sin embargo, muchos jóvenes no saben cómo hacer un plan de ahorro que les ayude a incrementar su libertad financiera.

Aquí te diremos cómo hacer para cumplir tus metas con tu propio dinero:

  • Comienza por fijar tus objetivos

Si ya sabes a qué conciertos te gustaría ir, a dónde te gustaría viajar, los tenis que te gustaría estrenar este año o cuánto te costará el cambio de look, ¡ya estás un paso adelante!

  • Haz cuentas y define tiempos

Checa la cantidad que debes ahorrar por objetivo y el tiempo durante el que quieres guardar ese dinero. Recuerda no descapitalizarte por completo (dar el máximo de tus ingresos sin considerar imprevistos o gastos variables).

Los 5 básicos de las finanzas para universitarios

  • Busca una opción de ahorro automatizado

Algunos bancos cuentan con fondos de ahorro que te pueden ayudar a cumplir tus metas y además generan rendimientos, esto es, pones a trabajar a tu dinero para que crezca un poco más a lo largo del tiempo.

  • Programa domiciliaciones

Si encontraste una herramienta de ahorro adecuada para los tiempos y cantidad de ahorro, y además recibes dinero a través de una cuenta bancaria (si te depositan a una cuenta de débito), algo que te ayudará para realmente cumplir con tus metas es la domiciliación. Así, será un cobro más y no tendrás la tentación de gastarte ese dinero para “reponerlo después”.

  • Evita los gastos hormiga

Es decir, los gastos “chiquitos” que haces a veces sin darte cuenta o en productos que podrías sustituir, por ejemplo: Uber en recorridos cortos, los chicles, el café de la mañana, etc. Ya que si sumas este tipo de gastos te darás cuenta de que se junta una cantidad considerable que podrías estar ahorrando para tus metas.

  • Come en casa o comida casera

Por más fancy que parezca salir a comer a un restaurante con tus amigos, si tienes la oportunidad de ahorrarte esa salida con comida hecha en casa, hazlo. Te dará más chance de juntar dinero mientras estudias.

  • Evita deber dinero o usar tarjetas de crédito

Una de las formas más fáciles de gastar es el famoso “tarjetazo” peor aún cuando se trata de meses sin intereses, entre eso y los pequeños préstamos, se van a cumulando una pequeña bola de nieve que se come tus ingresos al mes siguiente.

Si no cuentas con un trabajo o ingreso fijo no te desanimes, es cuestión de voluntad y evitar los gastos innecesarios para que tengas dinero restante a favor de tus metas. En este caso, te recomendamos revisar la opción de abrir una cuenta de débito que no te cobre demasiadas comisiones para que tengas tu dinero en un mismo lugar y esté menos disponible que en la alcancía.

Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *