¿Buena o mala? Así se mide tu estado de salud financiera

score crediticio regular

En tiempos en los que las cosas no andan tan bien, la típica frase “Al menos tenemos salud” nos hacer sentir cierto alivio y en términos financieros no es la excepción. ¿Sabes qué pasaría si no tuvieras la oportunidad de pagar tus deudas? Quedarías marcado de por vida ante Buró de Crédito y tendrías que olvidarte de la posibilidad de solicitar un crédito en el futuro.

Afortunadamente todo lo que hacemos con nuestros créditos tiene consecuencias, y así como pudimos atrasarnos con algunos pagos y bajar nuestro score de crédito, también está la posibilidad de ponernos al corriente y retomar el buen camino, para pasar de un score crediticio regular a uno bueno.

Para lograrlo, lo primero es saber qué tan saludables están nuestras finanzas y para ello hay que medir el score crediticio, que es la calificación con la que Buró de Crédito califica el comportamiento financiero de una persona.

¿Score crediticio regular? Consulta tu calificación en Buró de Crédito

Esta escala va de los 300 a los 850 puntos, misma en la que un score se considera malo cuando no supera los 550 puntos y bueno cuando es mayor a 700 puntos. En medio quedan aquellos que presentan adeudos no graves, quienes tienen usan más del 30% de sus ingresos para pagar sus cuentas o quienes exceden el uso recomendado de su línea de crédito.

A todas estas personas se les considera que tienen un score crediticio regular y para ellos obtener un nuevo crédito es como tirar una moneda, pues no tienen la certeza de que serán aprobados o rechazados.

Si bien se trata de personas que no tienen un mal historial, tampoco se trata de personas que tengan el mejor registro y cuando se acercan a los bancos u otras instituciones en búsqueda de financiamiento, dependen en sobremedida de los criterios y requisitos del banco o institución a la que acudan.

Para que no dejes a la suerte tus finanzas, lo recomendable es que hagas crecer tu score hasta que seas considerado como un buen perfil. Recuerda que todo lo que hacemos en nuestra vida financiera tiene consecuencias y así como un atraso puede reducir tu puntaje, ir a tiempo en tus pagos y manejar correctamente tus cuentas te dará puntos que te harán más atractivo a los ojos de los bancos y te dará buena salud financiera.

Un buen score crediticio es reflejo de buenos hábitos financieros, los cuales incluyen el manejo responsable de tus tarjetas de crédito y el pago correcto de tus cuentas. Llevar unas finanzas sanas no sólo te evita problemas de dinero, también te abre las puertas de los bancos.

Para conocer cómo se ve tu historial crediticio y pasar de un score crediticio regular a uno bueno, lo primero es saber por dónde empezar a mejorarlo. Para eso está Prospecta, la herramienta gratuita de Rocket en la que te mostramos cuál es tu score crediticio y qué tanto has mejorado desde la última vez. Atrévete a consultarlo y mejora la salud de tus finanzas.

Un comentario en “¿Buena o mala? Así se mide tu estado de salud financiera

Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *