5 básicos para independizarse y no morir en el intento

independizarse y ahorrar

Uno de los retos que asumen los jóvenes es el de independizarse y ahorrar para dejar de vivir con sus padres. Vivir solo implica que, de ahora en adelante, todo lo que se necesite ellos mismos deben pagarlo, y a veces entre la renta o el pago de servicios, poco queda para lo demás. (¡Y ni hablar de los ahorros!).

No hay nada de qué preocuparse, pues aunque parezca difícil, siempre existen formas de alcanzar los objetivos. Y para que tú también lo logres, dejamos estos 5 consejos para que ahorres y vivas tranquilo mientras alcanzas tu independencia.

Trucos para ahorrar viviendo solo

1.- Reduce los pagos mensuales

Toda independencia comienza por cubrir gastos que antes correspondían a otros, por ejemplo, a tus padres. Pero todo cambia cuando tomas en cuenta todos esos pagos fijos que debes hacer cada mes.

Revisa si es posible disminuir el monto que vas a pagar por los servicios, por ejemplo, si tu plan de Internet incluye el costo de la línea de teléfono, algo que quizás no utilices y que sólo aumenta el precio, lo mejor sería cambiar a otra compañía o paquete que sólo te dé el Internet. Piensa que al ser independiente, lo que importa es tener lo que realmente necesitas y hacer que te alcance el dinero.

2.- Establece un presupuesto

Planea un presupuesto de gastos mensuales, para que sepas hasta donde tienes la posibilidad de gastar y no tengas que verte apretado en algún momento. Recuerda que ahora debes pagar transporte, comida, renta, servicios y otros gastos (y no quieres pedirle prestado a tus padres, ¿verdad?).

3.- ¡Descuentos, descuentos, descuentos!

Es bueno pasar el tiempo libre haciendo las cosas que te gustan, pero mejor aún es hacerlo sin gastar de más. Si vas a comprar ropa, trata de buscar un outlet o lugares donde haya ofertas reales.

Lo mismo aplica si vas al cine o a algún concierto, puedes aprovechar las preventas y ahorrarte unos pesos. Incluso utilizar las cuponeras de promociones. Lo principal al independizarte, es tratar de ahorrar lo más que se pueda.

4.- Consume menos para gastar menos

Los servicios son importantes en casa, pero preservarlos también es importante. Trata de ahorrar energía cuando no tengas que usar equipos o cuando no estés en casa. Siempre acostumbramos a dejar luces encendidas, sin recordar que eso podría afectar la factura de pago mensual.

5.- Organiza tus gastos por desplazamiento

Hay quienes utilizan servicios como Uber incluso para recorrer distancias cortas, pero resulta que a final de mes todos esos “gustitos”, terminan por llevarse una gran parte de tu dinero. Piensa bien antes de hacerlo a la menor provocación, puedes usar el transporte público o de plano caminar más. Tu bolsillo y tu salud te lo agradecerán.

Aunque parezca difícil al principio, controlar la forma en que gastas sí es posible y no existe motivación más grande para lograrlo, que pensar en independizarte. Sigue estos consejos y cuéntanos cómo te va. En Rocket.LA nos interesa escuchar tu historia.

Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *