¿Qué es y Cómo funciona? Descubre como le hacen para fijar tu límite de crédito

límite de crédito

Cuando tenemos una tarjeta de crédito lo que más nos importa es el límite de crédito, pues de eso dependerá el uso que le vamos a dar al plástico, sin embargo muchos desconocemos en primera instancia, cuales son los montos de los mismos y hasta cuanto podemos sobrepasar esos límites, de ser posible. Adicionalmente, hay un punto muy importante y que pocos sabemos, que es como hacen los bancos para aumentarnos los límites, que toman en cuenta o de que debemos cuidarnos nosotros para que esto no nos afecte, y podamos contar con todos los incrementos que el banco desee aplicar.

¿Qué es el Límite de Crédito?

El límite de una tarjeta de crédito establece la cantidad máxima que una persona puede retirar o gastar con ella de una sola vez. Por lo tanto, si se quiere hacer una compra o sacar una cantidad de efectivo que sobrepase dicho límite, la operación puede ser denegada.

¿Qué toman en cuenta para fijar el Límite de Crédito?

1.- Tú perfil.

Éste es el primer punto que se toma en cuenta al momento de establecer un límite para tu tarjeta. Dentro de las cosas que analizará el banco de tu perfil estará el nivel de tus ingresos, como los obtienes y con qué frecuencia recibes ese dinero. En este punto también definirán cuales son las características que tienes como cliente, esto para poder garantizar que puedas ser un cliente solvente para el banco. Cada banco tiene su política de riesgos por lo que el límite también puede verse afectado por las normas de cada entidad, a las que se une el del tipo de tarjeta que se contrates.

2.- El límite de crédito es cambiante.

El cambio de los límites de crédito no es solo para aumentar, pues también puede darse el caso de que el banco quiera disminuir el monto que te ha otorgado como crédito. En el segundo caso, no hay ningún problema pero, en el primero, es probable que haya que pedir autorización al banco para que realice el cambio. Estas variaciones del límite se pueden hacer de manera temporal, para afrontar un gasto determinado o de forma definitiva. En todos los casos, nunca se debe tirar de tarjeta de crédito, sin tener la seguridad de que se va a poder devolver el dinero. Si no es así, es mejor buscar otra vía de financiación, ya que los retrasos en las cuotas generan intereses y aumentan la deuda adquirida.

Para no incurrir en deudas, conviene tener una buena educación financiera; el mejor instrumento para planificarse y tener una vida tranquila en cuanto a las finanzas.

¿Cómo funciona el límite de crédito?

En las tarjetas el crédito es revolvente, eso significa que tú tienes el límite, lo vas utilizando y esos cargos que realices se van restando a tu cuenta. Cuando pagues lo que utilizaste de nuevo tendrás todo tu cupo disponible. No puedes realizar compras que excedan ese límite de crédito que te asignaron, si lo intentaras simplemente no va a pasar tu tarjeta, te dirán que fue rechazada.

Para que quede más claro déjame ponerte un ejemplo:

Tu límite de crédito es de $5,000. Te vas de compras y gastas $3,000 en ropa, entonces te queda disponible para usar $2,000. Cuando deposites esos $3,000 que utilizaste antes ya tendrás toda tu línea de nuevo.

¿Qué pasa si quiero comprar algo que excede mi límite de crédito?

Si para la compra que quieres hacer no te alcanza lo que te destinaron como límite de crédito tienes dos opciones:

1.- Consulta con tu banco si puedes hacer depósitos excedentes a tu cuenta. Eso significa que metas dinero de más en tu tarjeta, eso aparecerá en ella como saldo a favor y así podrías comprar cosas más caras. Por ejemplo, quieres comprar un boleto de $8,000 pero tu límite de crédito es de $5,000. Pues primero debes tener tu saldo en ceros para que puedas utilizar esos 5 mil y además depositarle a tu tarjeta 3 mil pesos más. De esta forma en tu estado de cuenta te aparecerá de saldo +3,000 que ya en conjunto suman los 8 mil que querías para tu boleto y ya podrás hacer la compra.

2.-Solicita un aumento de límite de crédito. Ten al menos unos 4 meses con tu tarjeta y manéjala bien, o sea paga como totalero y jamás te atrases, de esa forma puedes llamar a tu banco y pedirle que te aumenten la línea de crédito. Según tu comportamiento te dirán si es posible y por cuánto saldo, pero entonces primero aprende a usar lo que tienes y después piensas en más.

Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *