Liquidar deudas ¿Cómo hacer para que ellas no te liquiden a ti?

liquidar deudas

Liquidar deudas. Una de las principales preocupaciones con las que no enfrentamos cada día.

En México existe un grave sobre-endeudamiento, ocasionado en su mayoría por desconocimiento y una mala administración financiera.

El reporte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el 2018 cerró con un Índice de Morosidad (IMOR) del 5.87% en tarjetas de crédito. 

El total de morosidad que se alcanzó fue de 23 mil 773 millones,  45.4 millones mas que el 2017.

Así los plásticos son el segundo producto financiero que deja de pagarse, justo detrás de los créditos personales, cuyo IMOR fue de 6.12%.

Dicho de otra forma, la deuda promedio de una persona que hace mal uso de su tarjeta de crédito puede llegar hasta los $142 mil pesos, dos mil pesos más que la media nacional registrada en 2017.

Si su salario fuera de $14 mil pesos al mes y decidiera pagar sólo los mínimos del plástico, el plazo para liquidar deudas podría extenderse por 10 años. ¿Escalofriante no?

Por eso es importante que antes de adquirir algún financiamiento, entiendas que éstos son un instrumento de pago y NO una extensión de tu sueldo.

Es fundamental llevar un registro de gastos semanal, quincenal o mensual, en papel y NO en la mente (la memoria siempre falla).

Recuerda que si dejas de pagar, los bancos comienzan a desconfiar, poniéndose más exigentes con los requisitos, restringiendo la aprobación de créditos y aumentando los intereses.

A todos nos conviene una sociedad más informada, que sepa tomar decisiones financieras y que tenga la voluntad de accionar inmediatamente al reconocer los problemas.

Revisa tu Score de Crédito mínimo cada 3 meses (gratis)

Nuestras recomendaciones para liquidar deudas

1. Da el primer paso: acepta que tienes problemas financieros

Es importante que registres en un documento cuánto y a quién le debes. Haz una lista para ordenar tus deudas de mayor a menor. Ejemplo:

2. Identifica tu capacidad de pago

Calcula tus ingresos fijos: partiendo de aquí, el 50% de tu sueldo debería destinarse a pagos básicos. El 20% al ahorro y el 30% restante a gastos personales.


3. Define tus prioridades y busca opciones

El sobreendeudamiento tiene solución, siempre y cuando tengas la voluntad de resolverlo. Considera estas alternativas:

*Reestructura.

 Puedes negociar con el banco las condiciones del crédito, es decir, plazos e intereses. Así ganarás tiempo para pagar el préstamo a una tasa más baja. Sin embargo, recuerda que sólo puedes utilizar este recurso en los primeros meses de morosidad.

*Consolidación 

Concentra tus deudas en un sólo crédito. Así podrás pagar una sola cuota mensual, con una tasa de interés más baja.

*Quita

 Si has dejado de pagar por varios meses, busca que apliquen un descuento a tu deuda. Toma en cuenta que esto podría afectar tu historial en el Buró e impedirá que puedas adquirir otro tipo de financiamientos.

Nota: Evita los caer en los Pagos Mínimos y en las Reparadoras de Crédito.

4. Investiga, documéntate y edúcate

Consulta a tu banco si cuenta con un programa de pagos fijos o consolidación.

Fuente: Condusef

Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *