Seguros de gastos médicos: Esto es lo que debes saber antes de contratar uno

seguro de gastos médicos

Cuando por fin nos convencemos y aceptamos contratar un seguro de gastos médicos, podemos caer en confusión y no saber cuál es el que nos conviene, pues existen términos que tal vez no conocemos y que en su mayoría están más ligados al tema de la inversión que a temas de salud.

Esa confusión hace que aceptemos el primer seguro que nos ofrezcan, aunque es de los errores más grandes que podemos cometer. Para que no te pase, hoy te vamos a contar a mayor profundidad qué debes ver en un seguro de gastos médicos antes de contratar uno.

¿Qué es un seguro de gastos médicos?

Es un servicio que sirve para recibir atención médica en casos necesarios y no pagar una millonada por ello.  Estos seguros cubren no sólo nuestra salud, también la de nuestros familiares y podemos usarlos en caso de enfermedad o accidente. La idea de los seguros de gastos médicos es brindar acceso a servicios privados de la más alta calidad a un costo mucho menor del que originalmente pagaríamos en una de estos hospitales o clínicas.

5 tips para manejar las finanzas en el matrimonio

¿Cómo funciona un seguro médico?

Una vez que contratas este servicio, tendrás que pagar una cuota mensual o anual, dependiendo el contrato que has firmado. Ahora bien, cuando necesitas hacer uso de ese seguro por enfermedad o accidente, lo primero que debes hacer es contactar a tu prestador de servicios para que te indique a dónde ir para ser atendido.

Si al contratar el servicio ya tenías alguna enfermedad, debes tomar en cuenta que eso no estará cubierto por el seguro. Esa es una de las razones más importantes por las que debes fijarte hasta en la última cláusula del contrato, pues no quieres caer en el hospital y enterarte que el seguro no cubría tal o cual caso.  Existe algo llamado deducible, que son los pagos adicionales que se deben cubrir cuando el seguro no cubra cierta enfermedad o situación.

¿Qué es el deducible y el coaseguro?

El deducible y el coaseguro forman parte de la participación que como asegurados debemos hacer cuando ocurre un siniestro o debemos cubrir los gastos de una intervención médica. Esta cantidad es fija, por lo que ya está determinada en nuestro contrato. El coaseguro es un porcentaje que se debe cubrir de los gastos. Lo podemos explicar con un ejemplo.

Si sufres un accidente por el que deben hospitalizarte de emergencia y tu deducible es de $10,000 pesos pero tu coaseguro es de 20% y la hospitalización tiene un costo de $150,000 pesos, entonces el seguro le pagará $112,000 pesos por lo siguiente:

Costo de operación: $150,000 pesos – deducible: $10,000 pesos = $140,000 pesos – coaseguro: 20% ($28,000 pesos) = $112,000 pesos

En algunas aseguradoras existe un límite de pago por concepto de coaseguro. También hay aseguradoras que bajo ciertas circunstancias de atención pueden eliminar el coaseguro o hacer alguna consideración en el.

Contratar un seguro de gastos médicos no es una decisión que pueda tomarse tan a la ligera, pues tanto tu salud como tu dinero están en juego. Como puedes ver, hay costos que un seguro no incluyen y que corren por cuenta tuya, así que es importante que elijas la opción que más se ajuste a tus necesidades. En Rocket estamos dispuestos a contarte para llevar las mejores finanzas.

Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *