Tres formas de pagar tu tarjeta de crédito para estudiantes

tarjeta de crédito para estudiantes

Obtener una tarjeta no es tan complicado como nos lo hicieron creer desde niños y cuando se trata de la primera tarjeta, nunca será tan fácil como solicitarla cuando estamos en la universidad. Sin embargo, muchas veces el miedo a no poder pagarla es más grande que los beneficios de tener nuestra propia tarjeta de crédito para estudiantes.

Cuando se trata de estas tarjetas, los bancos son muy flexibles con los requisitos, a fin de que cualquier universitario pueda tener su propia tarjeta. Pero muchos de ellos dejan pasar la oportunidad de solicitarla justo porque creen que no van a poder pagarla y sin siquiera enterarse de que no necesitan comprobar ingresos para obtenerla.

Así como lo lees, uno de los mayores beneficios de solicitar una tarjeta de crédito para estudiantes es que los requisitos son mínimos y a diferencia de las tarjetas tradicionales, no te van a pedir comprobantes de ingreso ni experiencia crediticia.

¿Cómo puedo pagar mi propia tarjeta de crédito para estudiantes?

Entonces te estarás preguntando cómo un estudiante podría pagar una tarjeta de crédito. Los bancos saben que los ingresos de un estudiante no son altos y por eso mismo les otorgan una línea de crédito que se ajuste a sus necesidades y que no les cause problemas al momento de pagar la mensualidad.

Si te da miedo no poder pagarla, tranquilo, que hacerlo es tan fácil que podrías hacerlo de las siguientes formas:

1. Con el dinero de la beca. Cuando somos estudiantes, las becas se vuelven necesarias, pues si bien es cierto que de ahí pagamos algunos gastos de la escuela como material o pasajes, si sabemos hacerla rendir, se convierte hasta en nuestra fuente de financiamiento para las salidas al cine, la cerveza del fin de semana e incluso para pagar la tarjeta.

Conoce los 5 básicos de las finanzas para universitarios

2. Con lo de tu empleo de medio tiempo. A veces los horarios de la universidad dan la posibilidad de hacer algo más con nuestro tiempo y muchos estudiantes deciden conseguir un empleo de medio tiempo o de fines de semana. Con ese dinero no sólo pueden pagar los gastos de la escuela o las salidas con sus amigos, también pueden pagar su tarjeta.

3. Con lo que te sobra de la escuela. Ya te contamos que los bancos no solicitan comprobante de ingresos para otorgar una tarjeta de crédito para estudiantes, así que puedes pagarla incluso con lo que te sobra de lo que te dan tus papás para tus gastos escolares.

Recuerda que además de la línea de crédito, que es el monto que puedes gastar con la tarjeta cada mes, los beneficios de una tarjeta tienen que ver incluso con descuentos, preventas y recompensas.

Ahora ya lo sabes, nunca va a ser tan fácil como ahora solicitar y tener tu propia tarjeta. En Rocket tenemos toda la información que debes conocer para hacer un buen uso de tus finanzas y nunca tener que preocuparte por las deudas.

Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *