Compras Inteligentes

Siete consejos para dejar de ser un comprador compulsivo

Alguna vez ha sentido deseos incontenibles de comprar algo que, experimentas ansiedad, al tenerlo llega la sensación de euforia, y posteriormente culpa y sentirte ansioso porque no hay recursos para pagarlo. Entonces podrías ser un comprador compulsivo y sufrir de oniomanía.

Compras Inteligentes

Siete consejos para dejar de ser un comprador compulsivo

Alguna vez ha sentido deseos incontenibles de comprar algo que, experimentas ansiedad, al tenerlo llega la sensación de euforia, y posteriormente culpa y sentirte ansioso porque no hay recursos para pagarlo. Entonces podrías ser un comprador compulsivo y sufrir de oniomanía.

2 min de lectura
Sujeily Bazán
may. 13, 2021

Es momento de sincerarnos y reconocer ¿qué tan a menudo adquirimos cosas que no necesitamos e incluso no teníamos pensado comprar? Que si los tenis blancos que están en "oferta" y cómo dejarlos pasar, a pesar de ya tener un par del color, que si la compra de la almohada decorativa baratísima en esa app de comercio electrónico, qué tal la figurilla coleccionable o la idea de no contemplar el refill de tu bebida, aunque al final termines consumiendo sólo el vaso inicial.

¿Este comportamiento te representa?

Piénsalo un poco, porque probablemente seas un comprador compulsivo y no lo sabes. Pero ¡ánimo! que aquí no venimos a juzgar a nadie, y es que no eres un caso aislado, pues estamos tan inmersos en esta cultura de consumo que es casi imposible no caer en estas tentaciones impulsadas por la mercadotecnia.

via GIPHY

Las compras compulsivas son uno de los gastos más comunes que pueden afectar nuestra economía a largo plazo, sobretodo en casos donde no se dispone del dinero suficiente para hacerles frente.

¡Consejitos de aiuraaa!

Hey, aún tienes remedio y no todo está perdido, aquí te enlistamos algunos consejos que te ayudarán a no ceder a ese impulso:

  1. Enlista tus compras. Cuando vayas de compras, apóyate de una lista de lo que realmente necesitas y no te salgas de ella. Esto resulta más sencillo si cada mes tienes claro tu presupuesto de gastos fijos y gastos hormiga.
  2. Dudaste en la necesidad de un producto. Si estás dudoso al adquirir algo que consideras necesario, no lo compres. Sal de la tienda, medítalo un par de días, y si aún consideras que lo requieres, regresa a comprarlo.
  3. Evita utilizar la tarjeta de crédito. Principalmente porque al utilizarlas, el cerebro segrega serotonina, la droga de la felicidad, por la falsa sensación de liquidez que brindan éstas. La gente que paga en efectivo tiende a gastar menos.
  4. Devuélvelo sin pena.  Si al final de tu compra sientes duda o remordimiento, no dudes en devolver lo que compraste de manera impulsiva.
  5. Deshazte de un artículo, antes de comprar. Oblígate a regalar o desechar un artículo que ya posees antes de adquirir algo nuevo, esto ayudará a evaluar si lo que quieres comprar en realidad vale el deshacerte de lo que ya tienes.
  6. Acompáñate de un “tacaño designado”. Al ir de compras pide a este especimen de tu confianza que te acompañe. Su objetivo será que cada vez que tomes o preguntes por un producto no planeado, debe desafiarte a demostrar que en realidad necesitas lo que tomaste.
  7. Sé crítico contigo. Haz en tu presupuesto una lista de los productos que compraste sin haberlo planeado. Esto permitirá, adicionalmente, medir cómo vas avanzando.

Revisa constantemente el contenido que en Rocket compartimos, nuestra finalidad es apoyarte a administrarte mejor, mejorar la relación con tus finanzas, planificar y conseguir la ansiada libertad financiera.

Foto de Mano creado por gpointstudio - www.freepik.es

Mujer elegante
Consulta tu buró de crédito GRATIS y rápido

Recibe tu asesoría financiera en 5 minutos.

¡Genial! Te has suscrito con éxito.
¡Genial! Ahora, completa el checkout para tener acceso completo.
¡Bienvenido de nuevo! Has iniciado sesión con éxito.
Éxito! Su cuenta está totalmente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.